Seleccionar página

La transformación digital no es rápida, no es fácil, no es económica y es un ladrón de horas pero es el único camino.

Antes de todo define tu cultura de empresa.

Muchas empresas tienen aún una clara mentalidad de producción (y no de creación) focalizada en el entorno de sus competidores y no de los consumidores. Para cambiar esta modalidad se necesita una cultura fuerte y clara que guie su camino. Y no hay nada como una pandemia mundial para hacer caso. Hay un nuevo imperativo de liderazgo que se centra en inspirar el potencial humano en vez de simplemente impulsar la productividad.

Las empresas se deben construir desde los valores y teniendo muy claro el propósito para el que han llegado a este mundo. La cultura de una empresa se define con cuál es su MISION (fin último de su existencia), la VISIÓN y los valores o códigos éticos. ¿Cuál es el impacto positivo que quiero dejar en la sociedad? What is my Purpouse?


Definida la cultura de empresa podemos pasar a la estrategia y finalmente a la gestión.

La gestión es la consecuencia de la cultura de la empresa.

Brandcelona

Centrados en la gestión vamos a definir el documento básico que toda empresa necesita como guía de referencia para saber utilizar de forma correcta los elementos gráficos corporativos: el manual de identidad corporativa.


¿Que debe incluir el Manual de Identidad Corporativa?

1. Definir la cultura de empresa.

En Manual empieza con un texto teórico donde se definen los principales valores de la empresa. Sin el punto número 1 no pasamos a los siguientes. La cultura es la columna vertebral de las empresas resistentes.

2. El logotipo

  • El manual debe incluir el logotipo creado con una breve explicación sobre el mismo y su relación con lo que representa. Además, se incluye un subapartado donde se representa el logo sobre una cuadrícula y se detallan las proposiciones y medidas para que siempre se vea igual, indistintamente de si se aumenta o se reduce su tamaño.
  • Tamaños mínimos de reproducción del logo.
  • Colores principales y secundarios acompañados del Pantone, con sus mismas versiones en RGB, CMYK y equivalente para web.
  • Versión en blanco y negro.
  • Versiones cromáticas. Cómo puede variar el logo cromáticamente en función del fondo donde esté colocado, o en base a una determinada aplicación de este.
  • Usos no permitidos del logo. Es importante definir una serie de usos no permitidos del logo (desproporciones, colores imposibles, etc).

3. La tipografía

Se definen las tipografías corporativas, es decir las fuentes tipográficas utilizadas en el logo y sus variantes (papelería, web …)

4. Papelería

La guía de estilo reflejará todo lo relacionada con las aplicaciones para papelería como tarjetas corporativas, sobres, facturas, carpetas…)

5. Usos audiovisuales y redes sociales.

El canal digital es el rey. Si el logo no está adaptado al canal digital los costes económicos van a aumentar. El diseño de un logotipo debe ser más flexible porque las posibilidades del canal digital son infinitas.

Debemos definir el uso del logo para las diferentes redes sociales, como lo adaptamos en la creación de un video, fotografías, códigos QR, animaciones, presentaciones digitales…

Los logos deben ser flexibles para adaptarse a cualquier elemento digital de forma fácil y rápida.

6. Otras aplicaciones

No nos podemos olvidar de las rotulaciones de vehículos de empresa, ropa de trabajo, sede de la empresa y elementos de nueva aparición como una mascarilla.

Con estos apartados básicos puedes configurar tu mapa de estilo para que todas las personas que trabajan entorno de tu marca ( de forma externa o interna) tengan las líneas maestras de la marca y sepan como usarla.

Si necesitas más información estamos a tu disposición. gemma@gpagesconsulting.com